Eurosionismo y apartheid en una noche festiva

Quién?, por caminos, quién,       

quién, quién?, en sombra, en sangre, quién? en destello, quién 

quién? Cae     

ceniza, cae hierro                                                                           

y piedra y muerte y llanto y llamas, quién, quién, madre mía, quién,

adónde?

Bombardeo. Pablo Neruda.

Dare to dream. Atrévete a soñar. Así reza el eslogan de la edición de Eurovisión 2019 que se va a celebrar en Israel, eslogan con el que tienen que convivir los palestinos mientras las bombas diezman a su gente, a sus familiares, a sus vecinos, a sus amistades, a sus hijos, eslogan que blanquea desde un evento cultural un genocidio. Atrévete a soñar, o de cuando la burla y la mofa se disfrazaron de marketing institucional para humillar, si es que el apartheid no era suficiente, al pueblo palestino.

Son ya siete décadas de conflicto causado por el estado colonial de Israel, durante las cuales el exterminio de la población palestina ha sido una constante, triste seña de identidad de un estado fallido cimentado con la simpatía de la administración norteamericana cómplice de la destrucción de Palestina.

eurovision-730x330
Fuente: https://bdsmovement.net/boycott-eurovision-2019

Cuando con alegría Sudáfrica dejaba atrás la segregación racial y celebraba un nuevo horizonte de reconciliación social enfrentándose a su herencia colonial allá por los noventa, parecía que era el último estado que debía afrontar este proceso, ya desfasado, en el mundo. Múltiples fueron las presiones y boicots a nivel internacional que presionaron, junto a la organización interna de la población en lucha contra la discriminación social imperante en el estado para que cesara en dichas prácticas. Mientras, el estado colonial sionista, lejos de tomar ejemplo, intensificaba sus políticas y acciones criminales perfeccionándolas hasta nuestros días aplicando su propio apartheid y diezmando la población palestina.

Mientras los palestinos ven empeoradas sus condiciones de vida, sino sus vidas mismas por el mero hecho de residir en su propia tierra por la inferencia de Israel, este estado no se limita a combatir a la población con armamento militar. La atroz batalla cultural que se libra en este triste campo de batalla cobra especial importancia a la hora de blanquear los crímenes contra la humanidad y ganar credibilidad ante la comunidad internacional. Eurovisión 2019 posiblemente sea el buque insignia de la armada propagandista más relevante de los últimos años. Ser la sede de uno de los mayores espectáculos mediáticos anuales de occidente ofrece un escaparate inmejorable para venderse ante los participantes y espectadores, espectáculo que permite hacer campaña política mientras se asesinan inocentes, todo amparado por los avanzados estados de la Unión Europea.

Atrévete a soñar. Del mismo modo que existen organizaciones tales como BDS que llevan años luchando contra los crímenes del estado israelí fomentando su boicot, cada vez hay más personas que se atreven a soñar, tratando de dar su apoyo atacando la presente edición del festival de Eurovisión, el cual, tras su descarado apoyo hacia Israel, pierde toda su credibilidad indiferentemente de donde se celebren las venideras ediciones. En el estado español ha habido diversas protestas contra el festival. En Francia activistas irrumpieron en la semifinal animando al boicot. En Portugal numerosos artistas han firmado un manifiesto contra la televisión pública portuguesa por ayudar a organizar la edición en Israel, solo por citar algunos ejemplos de solidaridad.

Frente a la pasividad de los actores de peso en el panorama internacional ante los crímenes y asesinatos israelíes, cada vez son más los entusiastas que se atreven a soñar, por los que ya solo se pueden atrever a luchar.

SOBRE LOS AUTORES

Enrique Fernández Vilas es graduado en Ciencia Política y de la Administración por la Universidade de Santiago de Compostela (USC). Actualmente cursa el grado de Antropología Social y Cultural en la Universidad de Granada (UGR) y de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

Adrián Moreira Castro. Graduado en Ciencias Políticas e da Administración pola (USC), cun Máster en Novos Medios e Xornalismo Multimedia na Universidad de Granada (UGR). Actualmente cursa o grao de Socioloxía nesta última universidade.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s